Cubrepezones 

Los cubrepezones son un complemento erótico de lencería ideal para dar un toque de sofisticación a tus veladas eróticas. Existen de muchos colores y formas de pezoneras para que sea sencillo combinarlos con el modelito que llevas puesto.

¿Cómo se colocan los cubrepezones?

Como bien indica su nombre, los cubrepezones o pezoneras están destinados a cubrir el pezón y en algunas ocasiones la totalidad de la areola o una parte de ésta. Hay cubrepezones de diferentes dimensiones y con diversos sistemas de sujeción al pecho, aunque el más extendido, higiénico y seguro es el de las cintas autoadhesivas.

Por lo general, este tipo de pegamento dermatológicamente testado es el mismo que se utiliza en los hospitales con fines médicos. La gran ventaja de este sistema es que, aparte de que no resulta en absoluto dañino para la piel y lo puedes pegar y despegar cómodamente del pecho, te permite reutilizar tus pezoneras en más de una ocasión, al tratarse de un adhesivo muy resistente.

Hay pezoneras de un solo uso, pero lo más habitual es que puedas lavarlas y reutilizaras un número limitado de veces considerablemente amplio, en función siempre de la calidad del adhesivo y del material de fabricación del accesorio. En este sentido, lo más frecuente es que se fabriquen en silicona, por ser un material muy resistente y muy fácil de colocar, y que luego se decoren más o menos profusamente dependiendo de lo que cada una esté buscando. Flecos, brillantes, lentejuelas… Si algo tienen estos cubrepezones es que admiten infinidad de combinaciones y todas ellas resultan extremadamente sexys.

¿Sabías que los cubrepezones tienen ya casi un siglo de antigüedad?

Lo sentimos! No hay productos en esta categoría.
Scroll